jueves, 13 de marzo de 2008

Hacking macabro


Es un poco gore... se ha descubierto que hay fallos de seguridad en implantes desfibriladores, o sea los tradicionales marcapasos. ¡Una vulnerabilidad informática ahora podría matar!.

Visto en las noticias: Corazones "hackeables"

Dicen que el problema es dificilmente explotable, que hay que estar muy cerca de la víctima y que el equipo necesario cuesta un ojo de la cara. Pero espero que a nadie se le ocurra...

2 comentarios:

Kokoliso dijo...

Pues vaya novedad. Hace meses lei una novela titulada "Sicario", de 2002, en que el primer asesinato se cometía hackeando el marcapasos del objetivo para provocar un infarto. O la realidad supera a la ficcion, o llevamos bastante retraso de informacion por estos lares.

des dijo...

La ficción siempre se adelanta un poco, kokoliso :)